INDIGNANTE

La "frivolidad" de la Reina Letizia no tendría límites, ni siquiera en la tragedia en La Palma

Acusan a la Consorte de falta de empatía en medio de una situación apremiante y de emergencia.
domingo, 26 de septiembre de 2021 · 14:12

Definitivamente no se puede complacer a todos, y la visita del Rey Felipe y la Reina Letizia a la isla canaria de La Palma generó todas las reacciones posibles, tanto de apoyo como de inconformidad y hasta desprecio. El debate se desplegó desde las redes sociales, dónde muchos consideraron que la visita de los reyes era cuanto menos innecesaria.

El Rey Felipe y la Reina Letizia son acusados de "posturear" en lugar de ayudar a los habitantes de La Palma.

Es que para muchos, la presencia de los reyes fue más una necesidad de "figurar" que de ayudar y en este sentido, desde el diario "El Nacional" de Cataluña, tampoco se entiende de qué va tanto jaleo con la visita de los reyes.

En todo caso para los indignados, valdría más un generoso aporte desde las hinchadas arcas de Casa Real para hacer frente a la terrible contingencia, que pasar la mano por el hombro a las familias afectadas, posar para la foto institucional y todos estos "postureos" incómodos a la vista, especialmente por parte de la Reina Letizia, quien presta una imágen cada vez más edulcorada y cercana a la población.

Hay quienes no digieren la imagen solidaria de la Reina Letizia.

Es precisamente frente a esto que la periodista Pilar Eyre, se sintió llamada a romper con tanta dulzura y circunstancia, revelando un detalle que nadie había apreciado, y que tiene que ver con la cuidada cabellera de la Consorte. Lo hizo a través de su cuenta en Twitter, con un posteo que, sin duda, nos dejó sorprendidos.

Con todos los respetos, esta cola es postiza a menos que suelto le llegue hasta la cintura (que no es el caso).

Como inspirada por la diseñadora venezolana Carolina Herrera, quien aseguró hace algunos meses que a las mujeres de 40 años el cabello largo no las favorece, la catalana ofreció el motivo de choque perfecto entre promonárquicos y adversos a la Corona en la plaza pública digital, pero ahora que apreciamos la imagen de la Reina Letizia con la que sustentó su texto, ciertamente el largo de la cola de la Soberana no corresponde al de su cabello natural.

Es viable por otra parte que el recogido haya establecido un efecto visual que sugiera este largo en la Reina Letizia, sin que ello signifique el uso de las extensiones de cabello -si las tiene realmente-, que en todo caso no contribuiría con agregar mayor centimetraje, sino volumen.

La Reina Letizia y el largo de su cola de cabello que no convence a Pilar Eyre.

Por todas estas razones, no podríamos creer que la Reina Letizia, a sabiendas de que la Institución que representa atraviesa una crisis de imagen bastante significativa, haya elegido precisamente una coyuntura tan trágica y urgente para pensar en estas menudencias. Nuevamente, desconocemos si la Soberana lleva o no este recurso en su cabello, pero la controversia está servida, gracias a los buenos oficios y la gran capacidad de detalle de la periodista Pilar Eyre.